Article

0 Comentario

Simon Schama: "Como judíos, nunca abordaremos el racismo mientras nos aferramos al sionismo"

Categories: 

Sábado 6 de junio de 2020 (MONDOWEISS / PATHEOS)

Si no eres capaz de relacionar conceptos, es mejor quedarse callado. Si no eres capaz de ver cómo tus propios puntos de vista sobre asuntos relacionados pueden desafiar tu propia credibilidad, entonces mejor no digas nada. Si crees que alguien más está siendo racista pero solo te preocupas por tu seguridad, debes estudiar y reflexionar un poco. De lo contrario, terminarás pareciendo falso, tonto, o ambos.

Me temo que eso fue lo que sucedió esta semana cuando los líderes judíos y los organismos comunitarios en el Reino Unido buscaron revelar su profundo horror y rechazo al el asesinato de George Floyd, demostrar su solidaridad con los estadounidenses negros y su compromiso para abordar el racismo de manera más amplia

Superficial

Aquí hay un par de ejemplos de lo que quiero decir. Primero, de nuestro Rabino Mayor de Reino Unido, Ephraim Mirvis:

 “No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras el [racismo] se apodera de nuestras sociedades. Sin embargo, tampoco es suficiente para nosotros simplemente unirnos con un coro superficial de desaprobación. El cambio real nos llama a encontrar el coraje para desafiar el racismo donde sea que nos encontremos: en las redes sociales, en las calles, en nuestras comunidades y en nuestros corazones ".

El Rabino Mayor dice la verdad. Pero son sus palabras las que son "superficiales" cuando las comparas con sus declaraciones y críticas anteriores.

Este es el mismo Rabino Mayor que negó la historia, la cultura y los derechos de los palestinos cuando acogió con beneplácito la céntrica visión israelí/judía de Donald Trump sobre el estado de Jerusalén en diciembre de 2017, incluso creyendo que "promovería la causa de la paz en la región ". 

Este es el mismo Rabino Mayor que eligió atacar a Jeremy Corbyn durante las elecciones generales del Reino Unido el año pasado, el mismo día en que el líder laborista publicó los compromisos del manifiesto del partido respecto a las minorías negras y étnicas, asegurando que esas promesas de políticas recibirían una cobertura mediática mínima. Si el Rabino realmente se hubiera preocupado por el racismo en nuestra sociedad, podría haber elegido un día diferente para decir su opinión.

El segundo ejemplo es de la Presidenta de la Junta de Diputados de los Judíos Británicos, Marie van de Zyl, quien tuiteó esto:

Me siento atormentada y también traumatizada por este asesinato racista a sangre fría. Debemos mostrar solidaridad contra el odio y el vil racismo ". 

El "vil racismo" de un policía blanco asfixiando a un hombre negro arrodillándose sobre su cuello durante casi nueve minutos es bastante fácil de condenar. No hace falta mucho pensamiento o mucho coraje para ello. No nos jugamos mucho al decirlo. Lo que es más difícil de reconocer, y casi imposible de reconocer públicamente, es el racismo estructural que se encuentra en el corazón de una empresa que insiste en defender. Pero defender ese tipo de racismo es exactamente lo que la Junta y la mayoría de las otras instituciones comunitarias judías hacen todo el tiempo.

El último ejemplo de esto vino de dicha Junta de Diputados la semana pasada. Al defender la decisión de la Junta de no tomar partido en la cuestión de la anexión israelí de las partes de Cisjordania, Marie van de Zyl eligió utilizar la idea de un Estado judío y democrático de Israel como su defensa:

"También tenemos que tener en cuenta que Israel, la única democracia en el Oriente Medio, tiene un Gobierno democráticow que refleja la voluntad de los israelíes". 

Este es el tipo de ceguera a la discriminación estructural e institucional que ella, y muchos otros que defienden a Israel, simplemente no les deja (o no quieren) ver.

Hoy en día, hay cerca 300,000 palestinos viviendo en el Área C de Cisjordania, donde se encuentran los principales asentamientos. También es el área sobre la cual Israel tiene jurisdicción total. Mientras tanto, hay 65,000 palestinos viviendo en el valle del Jordán. Ninguno de ellos tuvo derecho a voto en las elecciones israelíes, aún iendo su tierra la que se anexionarfá si la propuesta sigue adelante. Por lo tanto, si bien la "voluntad de los implicados israelíes" es importante, los palestinos directamente afectados por todo esto no tienen nada que decir. Eso es discriminación basada en el origen étnico y la religión, también conocido como racismo.

Estándares Dobles

Pocos días después del asesinato de George Floyd, la policía fronteriza israelí mató a tiros a un palestino autista de 32 años, Eyad al-Halaq, en Jerusalén Oriental.

Eyad al-Halaq se dirigía a una escuela para niños y adultos con discapacidades cuando la policía creyó verle con un "objeto sospechoso que parecía una pistola". Los policías lo persiguieron y luego dispararon hasta matarle. Después de realizar una búsqueda en el cuerpo, no se encontró ningún arma. Los informes de noticias israelíes dicen que la policía identificó que era un terrorista porque llevaba guantes. Según su familia, Eyad tenía la edad mental de un niño de seis años y no habría entendido lo que estaba sucediendo, pero que habría corrido con miedo.

Este tipo de racismo mortal por parte de las fuerzas de seguridad israelíes no es nada nuevo.

La Dra. Hanan Ashrawi, una respetada líder palestina las décadas, reaccionó ante el evento recordándonos que "Israel ha estado en una ola de asesinatos", con el último "asesinato al estilo de una ejecución" que ha elevado al menos a 21, el número de palestinos asesinados por las fuerzas de ocupación israelíes desde enero.

Por supuesto, ninguna de las voces judías que comentaron sobre George Floyd en Minneapolis ha tenido una palabra que decir sobre el asesinato de Eyad al-Halaq o los otros 21 asesinatos (hasta ahora) este año por las fuerzas de seguridad israelíes.

Para nuestros portavoces judíos, la muerte de Eyad al-Halaq fue un error desafortunado por part de la polícía fronteriza de Israel.

Nuestros líderes de la comunidad judía y las organizaciones que representan son incapaces de hacer las conexiones raciales necesarias porque están atrapados en un vínculo ideológico. Ese vínculo ideológico se llama sionismo. Es una opción que te hace ver las acciones del Estado de Israel a través del prisma de la historia judía y la seguridad judía, al tiempo que te ciega ante cualquier perspectiva competitiva que pueda alterar tu perspectiva centrada en los judíos.

El Sionismo Liberal No Puede Ocultar Su Racismo

También los sionistas más liberales terminan cojeando en su capacidad de mostrar una verdadera solidaridad con aquellos que sufren día tras día discriminación en todo el mundo por motivos de raza, etnia o religión.

Esta semana, más de cuarenta sionistas liberales prominentes en el Reino Unido, incluido el historiador Sir Simon Schama y el novelista Howard Jacobson, escribieron una carta abierta, publicada en Haaretz, al embajador saliente de Israel en el Reino Unido, Mark Regev, transmitiendo su "preocupación y alarmismo en la propuesta de política para anexar unilateralmente áreas de Cisjordania". Aunque la carta menciona "graves consecuencias" para los palestinos, su principal preocupación no es la injusticia o la discriminación, sino más bien el daño que causa a la posición global de Israel, su carácter "judío y democrático" y las posibilidades de una solución de dos estados.

A pesar de que Israel es el ocupante y los palestinos los ocupados, los signatarios aún presentan a los palestinos como los principales autores de su propia opresión: 

"Apreciamos el papel crucial que la violencia palestina, el abandono de las negociaciones y el rechazo de las ofertas hechas por los anteriores líderes israelíes han jugado".

Pero es cuando se trata de BDS (Boicot Divestment Sanctions) que su supuesto liberalismo se abandona rápidamente y se revela la discriminación racial que sustenta su perspectiva. Resulta que su mayor temor es el BDS: 

La anexión sería un disparo en el brazo para el movimiento BDS y la deslegitimación de Israel. Alejará los llamados de pérdidas contra Israel de los márgenes de los extremos izquierdos y los catapultará a la corriente principal del discurso político ".

Es una formulación muy reveladora. Los escritores optan por rechazar un movimiento de protesta pacífica que cuenta con el apoyo abrumador de la sociedad civil palestina. Son los sionistas liberales los que están haciendo la "deslegitimación" aquí. El mensaje central de la campaña BDS no es la destrucción de Israel, sino un llamado a tratar a todos en Israel, y los territorios que controla, por igual. Una vez más, la resistencia palestina se presenta solo como una amenaza para la seguridad judía. ¡Dios no lo quiera, que este deseo "de extrema izquierda" por la equidad y la igualdad pueda convertirse en "corriente principal"!

Es imposible incluso para los partidarios judíos liberales de Israel reconocer el racismo estructural e institucional que habitan mientras se aferran a la idea de que solo una soberanía judía exclusiva en Israel/Palestina puede garantizar la seguridad judía. Cuanto más tiempo sepan esta idea como una ley universal de la naturaleza en lugar de una ideología política muy sobrevalorada, más tiempo tomará reconocer y arrojar una mentalidad racista.

Si bien Estados Unidos ha pasado décadas luchando por reconocer y rectificar su pasado, la sociedad judía israelí permanece encerrada en un estado de negación, sin la menor intención de comenzar la lucha para reevaluar sus historias fundamentales. Lo mismo ocurre con las comunidades de todo el mundo que han ubicado a Israel y al sionismo en el centro de sus identidades judías. Y eso significa que el racismo continúa, conectado a las instituciones y la cultura judías de todo el mundo.

Hasta que dejemos de lado al sionismo como la lente a través de la cual vemos el mundo, y nuestro lugar dentro de él, no entenderemos por qué nuestro proyecto de liberación nacional ha sido, y sigue siendo, un esfuerzo racista para otra gente.

Entonces, ¿cómo podrían los judíos mostrar solidaridad?

Entonces, ¿quién debería ser la respuesta judía blanca a lo que ha estado sucediendo en Estados Unidos e Israel en los últimos días? ¿Y qué podemos hacer para comenzar a abordar el racismo que se encuentra dentro de nosotros?

Como judíos tenemos una historia de discriminación y odio hacia nosotros, incluida la brutalidad y el asesinato sancionado por el estado. Hoy, afortunadamente, los judíos blancos que viven en las democracias liberales no experimentan la discriminación social, económica y política diaria que las personas de color todos los días. 

Podemos y debemos solidarizarnos con aquellos para quienes el racismo es una realidad cotidiana, y podemos y debemos recurrir a nuestra propia historia y experiencia para encontrar empatía. Y cuando las personas de color nos piden que nos miremos de cerca a nosotros mismos y a los prejuicios que dan forma a nuestra perspectiva, el sionismo debe ser una gran parte de esa autorreflexión individual y comunitaria.

 

Robert AH COHEN

 

Fuente: https://mondoweiss.net/2020/06/as-jews-well-never-address-racism-while-clinging-to-zionism/

 

 

Entradas de blog recientes