Article

0 Comentario

Palestina, contra todos. Estreno en un gran torneo.

Categories: 

DAVID PALOMO

Actualizado: 12/01/2015 10:41 horas

 

Aparecerá la bandera. Sonará el himno. Caerán lágrimas envueltas en felicidad. Y, finalmente, todos se unirán en un aplauso. Serán cuatro instantes, separados por puntos, no consecutivos, únicos en su origen, divididos en sensaciones y engrandecidos en un escenario idílico. Se parará el tiempo, sumido en su eternidad, dando a luz a un hijo al que unos no quieren reconocer y otros esperan con devoción. Por primera vez en su historia, Palestina disputará la Copa de Asia con escasas perspectivas de avanzar, encuadrada en el grupo D junto a Japón -vigente campeona-, Jordania e Irak, pero con el objetivo cumplido: enarbolar la bandera de la libertad y colocar en el mapa futbolístico un territorio masacrado desde hace años.

 

El milagro llega después de un largo recorrido. Palestina constituyó su propia asociación de fútbol en 1929, pero no fue reconocida por la FIFA hasta 1998. Desde entonces, su selección ha ido poco a poco avanzando, dando pasitos muy pequeñitos, hasta dar uno de gigante.

Porque pocos se podían imaginar que una selección tan endeble -en todos los aspectos- fuera a progresar tan rápido. Sin embargo, así ha sido. En 2008, disputaba su primer partido en territorio palestino contra Jordania (1-1) y, seis años después, ha dado la sorpresa clasificándose para la Copa de Asia, después de conseguir la victoria contra Filipinas en la Challenge Cup -un torneo organizado para selecciones emergentes- con un tanto de Ashraf Al-Fawaghra.

Gaza y Cisjordania

Palestina disputará su primer partido en un campeonato internacional de alto nivel sin haber cumplido su mayoría de edad, con 17 años. Viajará a Australia después de muchas dificultades para confeccionar la plantilla e incluso perdiendo alguno de sus jugadores por el camino.

Ahmed Al Hassan, seleccionador, no ha tenido fácil completar la lista. La liga palestina está dividida en dos por la imposibilidad de que los equipos de Cisjordania viajen a Gaza y viceversa, a lo que hay que añadir las dificultades para entrenar. Desde la Federación llegaron a denunciar la incursión del ejército israelí en sus instalaciones y la propia FIFA avisó a Israel de que sería sancionada si no permitía a los futbolistas palestinos moverse libremente.

 

Tras superar 'check-points' y la ofensiva de julio, en la que fallecieron 2.100 palestinos, entre ellos Ahed Zagout, al que le cayó una bomba cuando estaba en su apartamento, Al Hassan ha conseguido formar un equipo para disputar la Copa de Asia. Quizás no el que le hubiera gustado, pero con una diversidad acorde con la situación que atraviesa la zona. Nueve han llegado desde Cisjordania, siete de Gaza, cuatro son ciudadanos israelíes y tres proceden de Europa y Sudamérica, según el blog Football Palestine.

'Proyecto de liberación'

Entre los que acudirán finalmente, el abanderado será Ashraf Al-Fawaghra, héroe en la Challenge Cup y autor de 14 goles con la selección, jugador del Al Faisaly de Arabia Saudí. Y en el centro del campo, el joven Abdul al Hamid abu Habib, de 25 años, originario de Gaza, y que juega en la Liga palestina. "Cada vez que salgo de aquí tengo miedo. Para llegar a Cisjordania desde Gaza tienes que cruzar Egipto, Jordania, el puente Allenby... Pienso que sería más fácil ir a Hawái", bromea en el diario The Telegraph.

Los dos, previsiblemente, en el once contra Japón el 12 de enero en Newcastle, el comienzo de una nueva vida, que, esperan no sea más que el principio de un camino que les ayude a luchar por la paz con un balón de por medio. "Para el resto del mundo el deporte significa trofeos y medallas, pero para Palestina es una parte del proyecto de liberación", anunció el presidente de la Federación, Jibril Rajoub.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/deportes/2015/01/09/54aefe5222601d18768b4577.html?...