Article

0 Comentario

Los palestinos agradecen el respaldo europeo pero piden sanciones a Israel

Categories: 

Samá Benali sonríe mientras niega con su cabeza. Y verbaliza a continuación la incoherencia entre su boca y su cuello: “Es un compromiso incompleto”. Esta estudiante de Ramala (Cisjordania), de 19 años, resume con dos gestos y cuatro palabras un sentimiento generalizado entre los palestinos ante las resoluciones aprobadas en los Parlamentos de Reino Unido, Irlanda y España —y previsiblemente esta semana también en Francia— que instan a sus respectivos Gobiernos a reconocer a Palestina como Estado. “Gracias, pero no es suficiente”, señala Samá.

El nuevo empuje europeo a favor de la creación de un Estado palestino, que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha calificado de objetivo prioritario a lograr en sus cinco años de mandato, no es “tema central de conversación entre palestinos”, apunta Daoud Kuttab, periodista y profesor universitario experto en Oriente Próximo. “Hay pocos palestinos que crean en la importancia de las votaciones que han hecho los Parlamentos europeos, porque no son vinculantes y no están acompañadas de sanciones contra Israel”, añade el periodista palestino, para quien “lo importante son las decisiones que tome Estados Unidos”.

Ismail Israni, de 47 años y cocinero en un restaurante de Ramala, sí que habla de política en su casa. Pero no le gusta “lo que dice Mogherini de dar esperanza a los palestinos” con un reconocimiento que, por el momento, el Parlamento Europeo ha aplazado. “¿Por qué en lugar de votar no hacen algo más para presionar a Israel?”, añade Yusuf, de 28 años, que se suma a la conversación.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) es más optimista. “Es un gesto simbólico pero tiene una significación política. Lo que está sucediendo ahora en Jerusalén [choques entre manifestantes palestinos y policía israelí] y lo que sucedió en Gaza [la última ofensiva del Ejército israelí contra Hamás] ha hecho entender a Europa que la situación en Palestina es aún de más emergencia que antes y que está en riesgo la solución de dos Estados”, asegura un portavoz de la OLP. Lo más importante, según considera, es su valor político: “Es un mensaje a Israel de que Europa está tomando el liderazgo para resolver el problema palestino, de que es ilegal la ocupación hecha en 1967 y de que los asentamientos también son ilegales, incluidos los de Jerusalén”.

Sin embargo, el portavoz de la OLP también admite que, una vez dado el paso del reconocimiento, los países europeos deben “encarar la resolución del conflicto con más fuerza que antes, con medidas para prevenir nuevos actos ilegales de Israel, ya sean sanciones o cualquier otra decisión”. La Comisión Europea aprobó en 2013 una norma por la que veta cualquier acuerdo de cooperación con Israel si supone la implicación de zonas ocupadas en 1967. Además, el Parlamento estudia prohibir la importación de productos fabricados en territorio ocupado por Israel o la obligatoriedad de especificar en las etiquetas de productos israelíes de qué lugar exacto proceden.

Más allá de las sanciones, la creación de Palestina como Estado solo tendrá lugar “como fruto de las negociaciones entre israelíes y palestinos”, apuntan desde la Iniciativa de Ginebra por la Paz, una organización de palestinos e israelíes que promueve la solución de dos Estados. “El reconocimiento de Palestina en esta etapa es simbólico y no tendrá ningún efecto práctico porque más de 130 países reconocieron ya al Estado palestino y no ocurrió nada”. En total, 135 países forman parte de esta lista integrada por casi todos los países africanos, asiáticos y de América Central y del Sur. El último Gobierno en sumarse, el pasado 30 de octubre, fue Suecia, el único país de la Unión Europea que ha reconocido a Palestina como Estado. Algunos países de Europa del Este también lo han hecho, pero antes de ingresar en la UE.

Y mientras los jóvenes están “cansados de esperar”. O al menos eso asegura Abdelkarim, de 15 años. “Estamos cansados de los asentamientos, cansados de las promesas y cansados de que no se reconozca nuestro derecho a tener nuestro Estado”, concluye Abdelkarim muy airado.

 

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/30/actualidad/1417...