Article

0 Comentario

El alcalde de Belén hace un llamamiento a la comunidad internacional

Categories: 

La pasada semana, el alcalde de Belén, solicitó en una carta abierta la ayuda de la comunidad internacional ante la construcción de un nuevo asentamiento israelí que pretende separar las ciudades de Jerusalén y Belén, ambos territorios ocupados por Israel desde 1967.

Los nuevos planes del Gobierno israelí incluyen la construcción de más de 1.200 dependencias en el asentamiento ilegal de "Givat HaMatos", situado en el área norte de la ciudad de Belén. De esta forma, las fuerzas de ocupación continúan con su proceso de anexión y expansión fronteriza. Es un hecho que lleva sucediendo desde que en el año 1967 la Potencia ocupante disolviese el legítimo Ayuntamiento árabe de Jerusalén para expandir las fronteras municipales del ilegítimo Ayuntamiento israelí de Jerusalén.

La construcción de estas nuevas dependencias pretende conectar el asentamiento ilegal de "Givat Hamatos" con los asentamientos de "Gilo" y "Har Homa". Esto crearía una sólida barrera de asentamientos para la separación de Belén y Jerusalén, los dos territorios palestinos que suponen las dos principales áreas para el desarrollo natural de nuestra población.

El alcalde de Belén emite este llamamiento a la comunidad internacional porque, de continuar la construcción, "la expansión de asentamientos coloniales no solo va a suponer la segregación geográfica de las dos principales ciudades, sino que también va a contribuir al sabotaje de las milenarias prácticas y tradiciones palestinas".

Además, es evidente que los países amantes de la paz tienen la responsabilidad de no reconocer y asistir a estos asentamientos ilegales israelíes. La Resolución 2334/2016 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Opinión Consultiva sobre la consecuencias de la construcción de un muro en el territorio palestino ocupado de la Corte Internacional de Justicia del año 2004 reconocen la ilegalidad de estos asentamientos ilegales.

La ciudad de Belén, además de tener que lidiar con la crisis de la covid-19, "está teniendo que luchar contra la expansión de asentamientos israelíes en todo su territorio". Ya no sirven las declaraciones de "preocupación" y "condena" que se escucharon en 1996 cuando Israel comenzó la construcción del asentamiento de "Har Homa". La falta de acción ha provocado que, ahora, Israel tenga más de 24.000 colonos en este lugar.

"Belén no necesita más aislamiento y cierre. Se merece ser restaurada en su antigua gloria como una ciudad abierta para la paz", subrayó el alcalde de esta ciudad Santa ocupada.

 

Entradas de blog recientes