Article

0 Comentario

Crímenes israelíes en 2020: Impunidad arraigada en la ausencia de responsabilidad

Categories: 

2020 EN CONTEXTO

El año 2020 ha sido un año difícil para Palestina y para todo el mundo. Además de la horrible pandemia de la COVID-19, los implacables crímenes de Israel han seguido aumentando, agravando el sufrimiento del pueblo palestino en todo el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental.

Demoliciones de viviendas, desplazamientos forzosos y expulsiones, asesinatos, detenciones, apropiación de tierras y recursos, así como la expansión ilegal del régimen de asentamientos y la continuación del asedio ilegal a Gaza fueron las principales herramientas del arraigado sistema de opresión, desposeimiento y apropiación de tierras por parte de Israel.

En colaboración con la administración Trump, Israel ha trabajado en la acumulación de recompensas por su impunidad de algunos regímenes, mientras ha gozado de la ausencia total de cualquier responsabilidad internacional. Este contexto político le ha permitido a Israel hacer de 2020 un año récord de su agresión e impunidad israelí.

Si no hay cambios sobre esta grave renuncia a la responsabilidad internacional y a la rendición de cuentas, se alentará a Israel para que mantenga el rumbo en su empeño por consolidar la colonización, ampliar su anexión de facto y normalizar su perpetua opresión al pueblo palestino.

Este breve informe ofrece un resumen de las violaciones más flagrantes de Israel durante 2020.

DESPOSEIMIENTO

El año 2020 fue testigo del mayor número de demoliciones de viviendas en 4 años. Mientras se pedía a la población que se quedara en casa para controlar la pandemia, las autoridades de la ocupación israelí demolieron un número récord de casas y edificios palestinos, muchos de ellos financiados por donantes.

En un solo día, Israel ha derrumbado 83 casas y estructuras en KhirbetHumsa, una pequeña comunidad del Valle del Jordán. La demolición masiva desplazó a 73 palestinos, entre ellos 41 niños.

Las autoridades de la ocupación israelí suelen alegar la falta de estos permisos imposibles de obtener como excusa para llevar a cabo demoliciones masivas y desplazamientos forzosos de palestinos. Este falso pretexto se ve desmentido por el apresurado impulso de Israel para ampliar los asentamientos ilegales israelíes existentes y construir otros nuevos que reemplacen a estas viviendas destruidas.
En total este año, 848 casas y estructuras palestinas han sido demolidas o confiscadas. Como resultado de estos incidentes, 6386 palestinos fueron desplazados o su sustento de vida se ha visto afectado. Un total de 156 estructuras financiadas por donantes también fueron demolidas o incautadas.

Expertos en derecho internacional y organizaciones de derechos humanos han señalado que la política de demolición de viviendas por Israel es una grave violación del derecho internacional. También forman parte integral del sistema de opresión y desposeimiento por parte de Israel contra el pueblo palestino.

Más del 50 % de los palestinos desplazados son niños.

46 comunidades beduinas palestinas están en riesgo de desplazamiento.

ENCARCELAMIENTO MASIVO

Este año, más de 4600 palestinos han sido detenidos por Israel, incluidos 543 niños.

En el mismo periodo, Israel también ha ordenado 1114 detenciones administrativas, es decir, detenciones sin cargos ni juicio por periodos de 6 meses renovables. Numerosas organizaciones internacionales y grupos de derechos humanos han denunciado esta práctica cruel israelí y han pedido su cese inmediato.

79 niños palestinos fueron sometidos a torturas u otras formas de malos tratos en cárceles israelíes y 15 niños fueron recluidos en régimen de aislamiento.

Las fuerzas israelíes han realizado 3425 incursiones militares de búsqueda y detención en la Cisjordania ocupada. Dichas incursiones se llevan a cabo por la noche y les siguen largas horas de interrogatorios y diversos métodos de tortura y malos tratos.

Israel ha encarcelado a más de un millón de palestinos desde el comienzo de la ocupación israelí en 1967, incluidos miles de niños. En el mismo periodo, Israel ha ordenado casi 60 000 detenciones de palestinos sin cargos ni juicio (detenciones administrativas) .

APROPIACIÓN DE TIERRAS

2020 fue un año récord en relación con la apropiación tierras y la anexión de facto por parte de Israel. El gobierno israelí aprobó la construcción de la construcción de31 000 asentamientos ilegales, robando una superficie de 31 571dunums, donde casi la mitad se produjeron en Jerusalén.

Se han fomentado varios proyectos de asentamientos estratégicos. Entre ellos se encuentran los denominados Bloques E1 y E2, el asentamiento de GivatHamatos, «Silicon Wadi», el asentamiento del aeropuerto de Qalandia el proyecto de teleférico en la Jerusalén ocupada. Además de aislar aún más a la Jerusalén ocupada de su entorno natural palestino, estos proyectos potencian la anexión de facto de tierras palestinas por parte de Israel.

Como ha revelado una investigación de la BBC, el gobierno israelí también está trabajando de la mano con la ayuda de grupos de colonos extremistas, con el objetivo constante de acelerar la ingeniería social de la Jerusalén ocupada.
El gobierno israelí también ha creado una comisión encargada específicamente de combatir la construcción palestina en la llamada «Área C» de Cisjordania ocupada, la cual constituye el 60 % de Cisjordania.

Estos pasos estratégicos e ilegales se han visto facilitados y reforzados por la alianza política e ideológica con la administración Trump, que ha tomado medidas adicionales para «legitimizar» normalizar los asentamientos y la anexión israelíes del «Área C» durante 2020. La impunidad de Israel también está afianzada por la ausencia total de responsabilidad por parte de la comunidad internacional.

TERRORISMO DE COLONOS

Se han registrado al menos 758 ataques de colonos. Estos ataques se han concentrado en las zonas de Hebrón, Jerusalén, Nablus y Ramala. Han ocasionado134 palestinos heridos, 9360 árboles cortados o quemados y 184 vehículos destrozados.

Los colonos israelíes que residen en asentamientos ilegales en toda Cisjordania ocupada atacan y acosan a los palestinos a diario. A menudo lo hacen bajo la vigilancia y protección de las fuerzas de la ocupación israelí. Estos ataques terroristas alcanzan su punto máximo durante la temporada de recogida de la aceituna, cuándo los colonos atacan a los agricultores palestinos, les roban la cosecha y queman sus olivares.

Estos ataques no sólo están protegidos por las fuerzas de la ocupación israelí, sino que también gozan de inmunidad por parte de la autoridad judicial del régimen. El 91 % de las investigaciones sobre los ataques terroristas de los colonos y los delitos de odio contra los palestinos se cierran sin acusaciones.

VIOLENCIA ESTRUCTURAL

El principio de Israel de disparar primero y justificar después refleja la cultura de la impunidad que caracteriza a su régimen colonial.

Este año 2020, Israel ha asesinado a 31 palestinos, 9 de ellos niños. Otros 2669 palestinos han resultado heridos por las fuerzas de la ocupación israelí. La mayoría de los asesinatos y heridos se producen durante las incursiones periódicas de las fuerzas de la ocupación en ciudades, pueblos y campos de refugiados palestinos.

Bajo el régimen de opresión israelí, las vidas palestinas no importan y la responsabilidad por la violación del derecho a la vida de los palestinos es inexistente.

Apenas el 0,7 % de las denuncias relacionadas con delitos cometidos por soldados israelíes contra palestinos dan lugar a acusaciones.

 

Entradas de blog recientes