Article

0 Comentario

colapsó tras ver parte del cuerpo de su hija

Hassan Al-Attar, uno de los socorristas de Beit Lahiya que participó en la operación, colapsó tras ver parte del cuerpo de su hija, Lamia abrazando a sus hijos.

La casa de Muhammad Hashem Al-Attar, en el norte de la Franja de Gaza, se derrumbó sobre las cabezas de sus hijos y su esposa, luego de los brutales ataques del ejército de la ocupación criminal israelí.

Hassan Al-Attar, uno de los socorristas de Beit Lahiya que participó en la operación, colapsó tras ver parte del cuerpo de su hija, Lamia abrazando a sus hijos.

Abd Rabbo, un familiar de las victimas agregó que Israel cometió una masacre contra la familia Al-Attar, ya que la esposa Lamia (27 años), el niño Muhammad Zain (5 meses), Islam (5 años), Amira (6 años) y la Sra. Fayza Abu Warda (45 años) fueron asesinados.

Dijo: "Por supuesto, antes del inicio de esta serie brutal, los niños estaban dormidos, y nadie esperaba que ocurriera esta masacre". Indicó que esta destrucción se produjo sin previo aviso, y sin advertir a los pobladores de los lugares atacados.

Mi mente o cualquier otra no pude "describir el tamaño de las explosiones y las llamas ardientes que estaban emergiendo de ellas". Mencionó que su hija Doaa (13 años) se desmayó debido a su intenso miedo a esta situación, que vivieron la noche del jueves.

Los ataques israelíes causaron el corte del corriente eléctrico en grandes áreas del norte de la Franja. Los ataques brutales tienen cómo objetivos calles, casas residenciales, e infraestructuras, lo que implicó una destrucción masiva y enormes pérdidas de propiedades.

La continua agresión criminal israelí en la Franja desde el lunes ha resultado el asesinato de 109 palestinos, incluidos 28 niños y 15 mujeres, y 621 heridos.

También dijo que no podían permanecer dentro de su casa debido a la severidad del miedo, por lo que huyeron de ella, bajo los bombardeos y entre los bloques de fuego, rumbo a una escuela perteneciente a la Agencia para los refugiados palestinos en Oriente Próximo de la Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA ).

Continuó: "El camino a la escuela tomó un tiempo de más de 3 horas, teñido por el miedo, la tensión y el trauma de las redadas".

 

Vale destacar que el ejercito del régimen sionista ha bombardeado escuelas de la UNRWA, tanto en la actual agresión como en las  anteriores, por lo cual tampoco estas escuelas presentan un refugio o lugar seguro para los población.

Hasta cuando el pueblo palestino sufrirá las masacres del apartheid israelí.?

Fuentes: Anadul/Arabe21/Maan/Wafa/pcd

 

Entradas de blog recientes