Article

0 Comentario

Campaña Nacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Categories: 

VIOLENCIA ISRAELÍ CONTRA MUJERES PALESTINAS

La ocupación israelí tiene un impacto negativo devastador en los derechos humanos de las mujeres y niñas palestinas, ya que se encuentran entre las más vulnerables al régimen colonial israelí. Sufren de manera desproporcionada la violencia israelí y la negación de sus derechos humanos básicos.
Además de que se les nieguen sus derechos inalienables, incluido el derecho a la libre determinación y el derecho al retorno, en violación del derecho internacional, incluido el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario (DIH) y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.
Las mujeres y niñas palestinas están expuestas y son blanco de políticas ilegales como ejecuciones extrajudiciales y lesiones, demoliciones de viviendas, confiscación de tierras, destrucción de propiedades, desplazamientos forzados, arrestos y detenciones arbitrarias, hostigamiento y terrorismo de colonos.
Desde el 1 de septiembre de 2019 hasta el 31 de julio de 2020, cuatro mujeres palestinas fueron asesinadas ilegalmente por las fuerzas de ocupación israelíes, 176 mujeres, incluidas 51 niñas, resultaron heridas, principalmente en el contexto de manifestaciones, operaciones de búsqueda y arresto. Según OCHA, siete mujeres palestinas fueron sometidas a los ataques de los colonos durante el mismo período. El terrorismo de los colonos contra los palestinos continuó incluso durante la pandemia COVID-19, la OCHA documentó 143 ataques de colonos, que provocaron lesiones en 44 hombres palestinos, dos mujeres, nueve niños y cuatro niñas en los primeros cinco meses de 2020.
Según las estadísticas de la Comisión de Asuntos de Detenidos y Ex detenidos, 43 mujeres languidecen en los centros de detención israelíes sin ningún fundamento jurídico. Sufren malos tratos durante el arresto, el traslado, el interrogatorio y la detención. Además, enfrentan condiciones muy duras en los centros de detención, incluida la violación de sus derechos fundamentales, humillación, tortura física y psicológica en el momento del encarcelamiento e investigación, acoso sexual, negligencia médica, denegación de acceso a los servicios y prohibición de visitas familiares.
Desde el 1 de septiembre de 2019, 582 estructuras palestinas fueron demolidas en la Ribera Occidental, incluida Jerusalén Oriental, entre ellas 238 estructuras residenciales, lo que provocó el desplazamiento de 196 mujeres y 181 niñas, violando el derecho de las mujeres a una vivienda adecuada, el derecho a la salud y el trabajo, agua, saneamiento y educación.
Además, las restricciones israelíes a la libertad de circulación y las políticas de revocación de la residencia impiden que las mujeres y niñas palestinas disfruten de la vida familiar y social, el acceso a la educación, la atención médica, el trabajo y el disfrute de la libre circulación, especialmente las mujeres y niñas con discapacidad.
Sin embargo, el Estado de Palestina está comprometido a promover los derechos de las mujeres y protegerlas de todas las formas de violencia. Se han puesto en marcha una serie de procedimientos, políticas y medidas que reflejan los principios y valores fundamentales sobre los que se fundó el Estado de Palestina. Estos incluyen la paz, la libertad, la igualdad, la democracia, el pluralismo y el respeto de los derechos humanos. Se han implementado las leyes, medidas y políticas necesarias para la eliminación de todas las formas de violencia y discriminación contra las mujeres y las niñas.

ACCIONES RECIENTES A NIVEL NACIONAL
• El Gobierno palestino está supervisando y haciendo un seguimiento de la aplicación de la "Estrategia nacional para la eliminación de la violencia contra la mujer" intersectorial, cuyo objetivo es promover el estado de derecho, mejorar la protección social y el apoyo que se ofrece a las mujeres víctimas de la violencia y mejorar los servicios de salud que prestan.

• En julio de 2020, el Comité Nacional Superior para la Implementación de los Tratados de Derechos Humanos, en coordinación con las organizaciones relevantes de la sociedad civil, adoptó un plan de acción para la implementación de las recomendaciones del Comité de la CEDAW, que incluyó todas las acciones necesarias para la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas. Posteriormente, el plan se difundió a todos los organismos nacionales pertinentes para su seguimiento en sus respectivas áreas de competencia.

• El Estado de Palestina está revisando sus legislaciones internas para asegurar su cumplimiento con los tratados y estándares internacionales, especialmente con la Convención CEDAW. Además, el Consejo de Ministros está revisando actualmente la Ley de protección de la familia.

• Se han tomado numerosas medidas para garantizar la prevención, protección y rendición de cuentas y para reintegrar a las víctimas de la violencia en la familia y la sociedad durante la pandemia del coronavirus. Se ha abierto una línea telefónica directa gratuita para que las unidades de protección familiar de la policía de todo el país reciban denuncias de mujeres víctimas de violencia. Se ha desarrollado una plantilla de evaluación de riesgos coherente con el estado de emergencia del coronavirus. Se han elaborado mecanismos para responder a la violencia contra la mujer, en particular a las muertes en circunstancias poco claras. Al realizar investigaciones y ampliar su alcance, los informes sociales y psicológicos se utilizan como indicador clave.

• Con el fin de desarrollar los servicios que se brindan a las víctimas de violencia, se está realizando la revisión del Sistema Nacional de Remisión de Mujeres Víctimas de Violencia de 2013 y la Ley No 9 (2011) que regula los centros de protección de las mujeres víctimas de violencia con mirada a desarrollar mecanismos nacionales de remisión y brindar servicios a las mujeres que están excluidas de esos sistemas, en particular a las mujeres con discapacidades graves, a las mujeres que han sido explotadas en casos de prostitución y a las mujeres que viven con adicciones al alcohol o las drogas.

• Se ha elaborado una guía de procedimientos de trabajo armonizados en materia de ciberdelincuencia. Se ha activado el registro en línea que mantienen los fiscales encargados de proteger a las familias de la violencia con el fin de documentar todas las acciones realizadas para atender los casos de violencia.

ACCIÓN NECESARIA
• Israel, la Potencia ocupante, debe rendir cuentas por cometer violaciones sistemáticas contra el pueblo palestino, en particular las mujeres y las niñas. Además, la comunidad internacional debe ejercer presión diplomática, política y legal sobre Israel, la Potencia ocupante, para que cumpla con sus obligaciones bajo las leyes internacionales y las resoluciones relevantes de la ONU.

• La comunidad internacional debe cumplir con su responsabilidad en relación con la protección de mujeres y niñas en tiempos de guerra, específicamente como se describe en la UNSCR 1325, y debe tomar medidas prácticas colectivas e individuales para proteger los derechos de las mujeres y niñas palestinas. La comunidad internacional debe garantizar que las violaciones de los derechos humanos contra las mujeres palestinas se investiguen adecuadamente y que los perpetradores rindan cuentas.

• El Gobierno palestino tomará todas las medidas necesarias para promover y proteger la igualdad de género y adoptará las medidas legales necesarias para poner fin a la violencia y la discriminación contra las mujeres y las niñas, de conformidad con los tratados y normas internacionales pertinentes.

• Exhorta a la comunidad internacional a que continúe brindando apoyo para empoderar aún más a las mujeres y niñas palestinas, incluso mediante el apoyo a los esfuerzos del gobierno palestino y las organizaciones de la sociedad civil para la implementación efectiva de los tratados de derechos humanos relacionados, especialmente durante la pandemia del coronavirus.

 

Entradas de blog recientes