Article

0 Comentario

Aumenta la presión sobre el Gobierno español para que reconozca a Palestina

Campaña oficial de la Autoridad Palestina para convertirse en el Estado 194 de la ONU

 

 

La proposición no de ley presentada por el PSOE para que España reconozca a Palestina como Estado de pleno derecho, así como la reciente votación en el mismo sentido en la Cámara de los Comunes británica y el anunciado reconocimiento oficial del Estado palestino por parte de Suecia, han incrementado las presiones sobre el Gobierno español para que dé el mismo paso.

 

A juicio del PSOE, tras la reciente ofensiva israelí en la Franja de Gaza y la puesta en marcha de un Gobierno de unidad nacional en los territorios de Cisjordania y Gaza ha “llegado el momento” del reconocimiento oficial de Palestina como Estado de pleno derecho, a fin de que desde su nuevo estatus como “sujeto de derecho internacional” pueda “defender mejor sus posiciones”.

 

La propuesta, presentada el pasado 16 de octubre por la portavoz socialista en la Comisión de Exteriores en el Congreso, la exministra del ramo Trinidad Jiménez, recuerda que ya han transcurrido dos años desde que la Asamblea General de la ONU (y España de forma muy activa) declarase a Palestina como “Estado observador en Naciones Unidas”.

 

La proposición socialista se une a la presentada por estas mismas fechas por Izquierda Plural, en la que se reclama además que España impulse entre los socios de la UE el reconocimiento de Palestina como “sujeto de derecho internacional” y su ingreso con plenos derechos en la ONU y en el Tribunal Penal Internacional.

 

El PSOE cree que ha “llegado el momento”, tras el reconocimiento de Suecia y la votación en los Comunes

 

La Asamblea General de la ONU aprobó en noviembre de 2012 la Resolución 67/19 por las que se reconocía a Palestina como “Estado observador no miembro” con las fronteras de 1967. Estados Unidos, Israel y República Checa, entre otros, votaron en contra, y casi todos los países de la UE lo hicieron a favor. Reino Unido y Alemania se abstuvieron. En 2011, la UNESCO había declarado a Palestina “Estado de pleno derecho” de la organización, con el voto favorable de España y con la firme oposición de Estados Unidos, que retiró toda su contribución financiera a este organismo.

 

A principios de octubre, el recién constituido gobierno centroizquierdista sueco anunció su intención de reconocer al Estado palestino, lo que le convertiría en el primer país miembro de la UE en dar ese paso (Polonia, Eslovaquia y Hungría lo habían hecho antes de ingresar en la Unión). El anuncio fue inmediatamente condenado por Israel.

 

Asimismo, el pasado 13 de octubre, la Cámara de los Comunes pidió (con 274 votos a favor y sólo 12 en contra) que el Gobierno británico reconociese al “Estado palestino colindante con el Estado de Israel”, como “contribución para garantizar una solución negociada en favor de los dos Estados”. Los dirigentes palestinos aplaudieron de inmediato esta decisión y el Gobierno de Israel advirtió de que este tipo de medidas “socavarán” el proceso de paz.

 

Al día siguiente de la votación parlamentaria británica, el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, declaró que, lo “lógico”, es que tarde o temprano Francia acabe reconociendo el Estado palestino, pero precisó que sólo lo hará cuando sea “útil para la paz”.

En medio de todo este cruce de anuncios, decisiones y declaraciones, el ministro israelí de Asuntos Militares, Moshe Yaalon, advirtió el 16 de octubre en declaraciones al diario hebreo Hayom de que el Gobierno de Tel Aviv “nunca” permitirá la formación de un Estado palestino independiente en Cisjordania y que lo más que autorizará será un territorio autónomo cuyo control aéreo y terrestre seguiría en poder de las autoridades israelíes.

 

En 1979, en plena Transición y seis años antes de la entrada de España en el Mercado Común Europeo (la actual UE), el entonces presidente del Gobierno español Adolfo Suárez fue el primer dirigente de un país de Europa Occidental en recibir al histórico líder palestino, Yasir Arafat.

 

 

Fuente: http://thediplomatinspain.com/aumenta-la-presion-sobre-el-gobierno-espan...