Article

0 Comentario

“Quien no sienta compasión por el otro no tiene cabida en mi orquesta”

Categories: 

 

Daniel Barenboim ha presentado esta mañana su concierto dentro de la iniciativa Música por la Paz en el que la orquesta del West-Eastern Divan regresará a Madrid. La orquesta del Divan comienza su gira de invierno este viernes en Córdoba. El sábado estará en Madrid y el domingo en Sevilla para luego marcharse a París. Reflexivo y algo pesimista respecto al conflicto palestino-israelí, el director argentino ha vuelto a recordar que su proyecto no puede traer la paz. El dinero de ese concierto, 30.000 euros, se ha destinado a La Rueca Asociación, que trabaja en proyectos de intervención comunitaria intercultural en varios barrios de Madrid, a través de la Obra Social de La Caixa.

El proyecto del Divan se asentó en 2002 en Sevilla después de que la Junta de Andalucía ofreciera al director la capital para que fuera sede de su fundación ya que, como dice Barenboim, "Andalucía es el único lugar donde vivieron un día en paz musulmanes, cristianos y judíos". "Cuando se habla de proyecto para la paz, temo que se pueda dar una idea falsa. Falta educación musical en las escuelas y eso está poniendo en peligro el futuro de la música clásica. Pero la música no puede traer la paz, no puede llevar justicia y seguridad a Palestina e Israel. Hablamos mucho de tolerancia, pero yo no busco eso. Ya lo dijo Goethe, la tolerancia es solo un paso para entender y poder convivir", ha dicho el director en la presentación de este concierto para el que las entradas están agotadas.

Con repertorio francés de Ravel, Boulez y Debussy se presenta el director en esta gira de invierno en la que repasa obras que reflejan la fascinación por el ideal cultural español de Ravel. Su orquesta formada por jóvenes israelíes, palestinos y españoles será la encargada de poner la música en esta gira que abre en el Gran Teatro de Córdoba. "No busco un consenso político en la orquesta porque sé que no lo voy a conseguir, pero sí la aceptación del discurso del otro. No podemos esperar simpatía de un lado por el otro, pero sí compasión. No se puede ordenar a alguien que te quiera, pero la compasión es una cuestión de moral", dice el director, que ha afirmado que "el que no sienta esa compasión no tiene cabida en el seno de su orquesta".

Su orquesta de israelíes, palestinos y españoles será la encargada de poner la música

Barenboim ha resaltado también la importancia del papel del papa Francisco en el acercamiento entre ambas partes en el conflicto, que ha dicho que está "mucho peor" que cuando el proyecto del Divan arrancó. "Hay que buscar un nuevo sendero a través de países con grandes comunidades tanto judías como musulmanas que viven en paz, como Francia, Chile o Brasil, que tienen representantes de las dos comunidades". Barenboim ha añadido que "cuando el Papa fue a Tierra Santa demostró dos cosas: dijo cosas en Palestina poco agradables para los palestinos e hizo lo mismo en Israel, demostrando un gran coraje; y después invitó a Peres y Abás a ir a rezar juntos al Vaticano. Lo que el Papa quiso decir es que todo lo que se ha hecho hasta ahora para resolver el conflicto en Oriente Próximo no ha funcionado y que la ocupación israelí y las reacciones palestinas no fomentan ni permiten la paz”.

Respecto a las recientes declaraciones del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en las que decía que es “inaceptable” que los judíos sientan miedo en Europa por el terrorismo islamista, ha declarado: "No es el papel de un primer ministro israelí decirle a los judíos que se vayan de Europa, porque eso va en paralelo de una declaración antisemita. Cualquier judío del mundo tiene el derecho de vivir en Israel, pero lo que los franceses han hecho protegiendo las escuelas judías en su país es un ejemplo de comportamiento positivo".

Por último, preguntado por los asesinatos perpetrados por islamistas en la revista Charlie Hebdo, el director ha concluido que "el único límite de la libertad de expresión debe ser el del buen gusto".

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/14/actualidad/1421234658_62899...